Para reservar el servicio de recogida de su producción de ALMENDRA o desea recibir infromación, llámenos o envíe WhatsApp al teléfono: 611 66 40 50  en horario comercial

PODREDUMBRE BASAL

PODREDUMBRE BASAL BODEGAS DAIMIELFusarium oxysporum f. sp. cepae (W.C. Snyder & H.N. Hans) y Fusarium proliferatum (Matsushima)

Descripción

Esta enfermedad se encuentra muy difundida donde se cultivan tanto el ajo como la cebolla. En ajo provoca perdidas considerables, tanto en cultivo como en el almacenamiento, en toda el area mediterranea. No es una enfermedad importante en nuestro territorio.

Fusarium oxysporum f. sp. cepae tiene tres formas de multiplicacion, a traves de macroconidios, microconidios y clamidosporas. Esta ultima forma es tambien una via de supervivencia.

El hongo puede quedar como clamidospora en residuos del cultivo anterior o en restos de bulbos de cebolla. La penetracion es directa en las raices y el disco o por heridas.

Como clamidospora, Fusarium sobrevive en el suelo durante anos, y se propaga de forma masiva si se cultivan plantas susceptibles como la cebolla y el ajo. Se puede transmitir por las semillas, el agua de riego o las maquinarias, tambien puede penetrar por heridas causadas por gusanos u otros insectos.

Síntomas y daños

En el cultivo de la cebolla, en campo, se observan plantas cuyas hojas se tornan amarillas, se marchitan y se secan desde la punta hasta la base. Dado que este tipo de sintoma puede ser causado por otras enfermedades, hay que inspeccionar el bulbo y cortarlo en forma longitudinal para completar el diagnostico: la podredumbre basal por Fusarium se confirma si observamos la decoloracion castana y la destruccion, parcial o total, de las raices, asi como una pudricion parda de las catafilas carnosas que avanza desde el disco y que frecuentemente se encuentra acompanada por un micelio blanquecino o rosado.

Tambien los sintomas de la enfermedad se manifiestan con podredumbres humedas en los dientes de ajo, llegando a abarcar la totalidad del mismo; inicialmente se aprecian lesiones en la superficie de los dientes donde, en algunos casos, aparece un crecimiento miceliar blanco asi como necrosis en el disco radicular.

Periodo crítico para el cultivo

La temperatura optima de crecimiento del hongo en medio artificial esta entre 24 y 27 °C. Por debajo de 9 °C y por encima de 36 °C el crecimiento del patogeno disminuye considerablemente.

La temperatura es el principal factor que gobierna la actividad de F. cepae en cuanto a la expresion de los sintomas y a la incidencia de la enfermedad. Generalmente el crecimiento del cultivo no se ve afectado hasta que las temperaturas del suelo no superan los 25 °C. Sin embargo, las perdidas de raices comienzan a temperaturas inferiores.

El cultivo repetido de cebolla y/o ajo en el mismo suelo aumenta la incidencia de la enfermedad ano tras ano debido a la supervivencia de clamidosporas como efecto acumulativo de inoculo.